EL DESAFIO DE LA ECONOMÍA DEL FUTURO

Esperanza ante el cambio acelerado

Los cambios que estamos experimentando en el mundo laboral no escapan prácticamente a ninguna de las profesiones actuales, que se ven amenazadas por el incremento de tecnologías que avizoran automatizar muchas de las funciones que hasta la fecha eran realizadas por personas de carne y hueso. No obstante, para aquellos que se “suban a la ola” y logren repensar su profesión, existe un vasto campo de acción para explotar.

Los llamados “Smart contracts” son un claro ejemplo de esto. Estamos hablando de contratos en los que no es necesario un intermediario que los haga cumplir. Son acuerdos en los que existen condiciones predefinidas entre las partes, y solo es necesario el cumplimiento de las mismas para que de forma “automática” el contrato se ejecute. Esto es posible gracias al sistema blockchain traducido como “cadena de bloques”.

Esta nueva modalidad está revolucionando el mundo de las contrataciones no solo por su rapidez en la ejecución de los contratos, (que solo necesitan el cumplimiento de las condiciones que hayan sido pactadas), sino también por prescindencia de intermediarios, lo cual disminuye los costos de manera notable. No obstante existen alertas que nos llevan a la necesidad de encontrar personas de “carne y hueso” capacitadas para hacer de estos contratos un verdadero éxito y no algo de lo que terminemos arrepintiéndonos.

Es crucial el momento de la redacción de los contratos. Serán necesarios profesionales que logren plasmar con excelencia los contenidos que se quieren englobar en las cláusulas que conformen dichos contratos. El secreto de los Smart contracts está en la labor de la preparación de los mismos, ya que una vez realizados sólo será necesaria la aceptación de las partes para que el mismo esté en condiciones de ser ejecutado. En muchas ocasiones será necesario solo un contrato que luego puede ser ofrecido de manera general o standard, por lo que la clave estará en encontrar personas capaces de confeccionar el contrato logrando interpretar la voluntad del oferente y asegurando que el contenido se ajuste a derecho.

Si bien la innovación que más nos atrae de estas nueva modalidad de contrato es la rapidez en la ejecución contractual y el hecho de que perderemos menos tiempo lidiando con incumplimientos de la otra parte, todo esto de nada sirve si el contenido contractual es imperfecto ya que una vez ingresado a la blockchain estaremos sujetos a sus reglas que pueden terminar perjudicándonos grandemente en la misma medida que antes creímos que nos iban a favorecer.

Podríamos decir que involucrarse con Smart contracts tiene dos fases; una posterior que prescinde prácticamente de terceros e intermediarios, que comienza en el momento de suscribir el contrato, aceptando los términos del mismo, pero también una anterior, muy importante, que es aquella que nos va a dar la tranquilidad de saber que ese contrato nos beneficia y que las consecuencias a las que estamos por someternos son exactamente las que estamos dispuestos a cumplir, y para ello necesitaremos un profesional capacitado y aggiornado a las nuevas tecnologías además de estar preparado en el ámbito del derecho.

En resumen, todo cambio conlleva un desafio. El secreto es encararlo con rapidez y valentia y adelantarse para aprovechar todo el abanico de oportunidades que asoman por el horizonte.

Author Profile

Ceci !
Ceci !
1 Comentario
  1. Marcos !
    Marcos ! 11 meses

    Aprovechemos el desafio del cambio … A por todas las oportunidades que se vienen.

Contesta

Social BlockChain 2018©

Yes No

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account